lunes, 8 de agosto de 2011

FUNDIR EL CHOCOLATE

En muchas recetas, nos encontraremos que debemos fundir el chocolate para incorporarlo a la masa.
Hay dos técnicas básicas para hacerlo:
  •  al microondas:
Es el método más rápido y que menos ensucia. Se introduce el chocolate troceado en onzas, no muy pequeñas, dentro de un bol en el microondas y se va calentando en periodos de unos 30 segundos a máxima potencia (unos 800W). A cada periodo de tiempo se saca y se remueve aunque no esté del todo derretido. Hay que vigilar porque se quema fácilmente.

  • al baño maría:
Es el método tradicional, con el que es poco probable que no se nos queme el chocolate. Se calienta un cazo con un poco de agua y cuando está casi hirviendo (unos 70ºC), se pone un bol encima con el chocolate troceado. Se remueve con frecuencia para que todo el chocolate reciba el mismo calor. Hay que vigilar que no el agua no toque el bol ni hierva el agua.

Recordad que el chocolate debe derretirse a una temperatura máxima para que no se queme y que cada tipo de chocolate tiene su propio límite:
  • chocolate negro: 45-50ºC
  • chocolate blanco: 40ºC
  • chocolate con leche: 40-45ºC
Espero que os sea práctico porque en mi primera receta post, el chocolate será el protagonista.

Bon appétit!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...