miércoles, 21 de septiembre de 2011

GALLETAS DE CALABAZA

Galletas de calabaza
Galletas de calabaza


Siempre que empieza una temporada nueva se nos presenta una oportunidad genial para aprovechar todo aquello que no encontramos durante el resto del año. El inicio de una estación siempre viene definido por unos colores concretos, sus propios olores y sabores y unos recuerdos únicos.

El otoño es de tonos marrones, anaranjados, verdes y amarillos. El mercado se llena de nuevas frutas y verduras, más aromas y texturas. Y en honor a esta estación, os ofrezco unas galletas muy sanas y saludables, hechas de calabaza. La textura de estas galletas es singular porque no es del todo crujiente pero tiene un sabor muy característico que no dejará indiferente (a ver quién adivina que son de calabaza).


Galletas de calabaza
Una buena pila de galletas
Si no os gusta la calabaza, no es problema. La podéis substituir tranquilamente por una manzana grande rallada y cruda. ¡El resultado es igual de bueno!
Para potenciar ese color otoñal, he preferido utilizar azúcar moreno, que para mi gusto, aporta un sabor todavía más aromático. Le podéis agregar otros extractos a vuestro gusto: canela, por ejemplo.

Ingredientes para unas 50 galletas:

100 gr de mantequilla
250 gr de azúcar moreno
300 gr de harina de trigo
3 huevos
200 gr de puré de calabaza (o una manzana grande cruda y rallada)
1 pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el puré de calabaza:

El día anterior o horas antes, hacemos el puré de calabaza. Cogemos un trozo de calabaza y le quitamos las pepitas y la piel. Hacemos tacos y lo cocemos al vapor durante 15 minutos. El agua que pongamos abajo podemos aromatizarla para darle un toque suave (poniendo una ramita de canela).
También se puede hervir en una cacuela con agua. Sólo tendremos que escurrirla bien para que no quede aguada.
La trituraremos y dejaremos que se enfríe antes de utilizarla para las galletas.

Galletas de calabaza
Galletas de calabaza
Hacemos las galletas:

Todo el proceso de elaboración es mejor hacerlo a mano, con una cuchara de palo y un bol grande. Al hacerlo así, incorporamos poco aire a la masa y mejorará la presentación de la galleta.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Primero, batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una textura de crema. Vamos agregando los huevos, uno a uno, removiendo lo necesario hasta que estén incorporados. Después, echamos el puré de calabaza ya frío. Ahora, incorporamos de una vez la harina tamizada.
Mezclamos todo muy bien para que no queden grumos. La masa estará lista cuando tenga una textura uniforme.

Es una masa bastante fluida, tirando a líquida. Para hornearla, habrá que repartirla con una cuchara, haciendo montoncitos en la placa. Dejad una distancia de unos 3-5 centímetros entre ellos, pues el horno pondrá en su sito los montoncitos y se expandirán.

Se hornear a 160ºC durante 15-20 minutos aproximadamente. Todo dependerá del tamaño de la galleta, sobretodo habrá que vigilar porque se queman fácilmente.

Galletas de calabaza
Un buen plato de galletas para merendar

6 comentarios:

sofía dijo...

Pues tienen muy buena presencia, habrá que probar a hacerlas ya que me regalaron calabaza para hacer cabello de ángel. Besos

Isabel dijo...

Pero qué bonitas...
La foto es deliciosa ;)

Xisca dijo...

Parecen deliciosas! Haver si me animo a provarlas.

http://senoritamelocoton.blogspot.com

Silvia dijo...

Guau te han quedado geniales, son maravillosamente perfectas, eso de la masa líquida da un poco de miedo ,pero viendo el resultado dan ganas de ponerse ya
besos

Muffin Galaxy dijo...

¿Quién dijo miedo? ¡¡¡si eres una superexperta-repostera!!!! La verdad es que lo de la masa líquida suena peor de lo que es... :D
¡Besos!

Ester dijo...

Hola, ¡qué buena pinta! Quiero hacerlas pero, en los ingredientes no aparecen los huevos que luego sí mencionas en la elaboración, ¿cuántos son? Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...