jueves, 24 de septiembre de 2015

Bizcocho de calabaza, zanahoria y naranja


Las  cosas buenas nos llegan siempre en los momentos más inesperados, en los lugares más escondidos y de las maneras más insospechadas.  Y aunque parezca inverosímil, la mayoría de mis recetas preferidas las he hallado en recortes de revista escondidos en los bolsillos de mi chaqueta, en la nota manuscrita de una amiga o en los apuntes que un familiar te pasa cual secreto  bicentenario.
No quiero parecer exagerada, pero de todos los bizcochos de calabaza que he probado, éste sin duda es el más maravilloso del mundo entero. La receta original, modificada a mi gusto y el de mi nevera, es de un recorte de revista que vete-tú-a-saber de dónde lo habré sacado.


Jugosísimo al extremo y de sabores otoñales, os invito a probarlo con el glaseado cítrico porque el contraste lo mejora extraordinariamente.  En casa lo hemos hecho en molde de plum cake de 24 cm pero si tenéis uno un poco más grande le irá mejor (de 26 cm por ejemplo).



Ingredientes para un bizcocho de calabaza, zanahoria y naranja
  • 200 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar moreno
  • 50 g de azúcar blanco
  • 4 huevos
  • 250 g de harina de trigo blanca
  • 16 g de levadura química
  • 100 g de coco rallado
  • 150 g de calabaza cruda rallada
  • 100 g de zanahoria cruda rallada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Ralladura de la cáscara de una naranja grande
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Una pizca de sal
Tamizamos la harina con la levadura, la sal y la canela en un bol y reservamos. En otro bol, batimos la mantequilla con los azúcares hasta obtener una textura de pomada, incorporamos seguidamente y de uno en uno, los cuatro huevos.
Incorporamos la harina y batimos a velocidad alta hasta obtener una textura homogénea.  Con una espátula o unas varillas a velocidad baja-media, agregamos lo que nos queda: el extracto de vainilla, la naranja rallada, el coco, la calabaza y la zanahoria.
Cuando sea una masa uniforme, ya la podremos volcar en el molde. Horneamos a 160ºC durante 1 hora y 15 minutos aproximadamente (en un molde mayor de 24 cm el tiempo será menor). Lo dejamos enfriar 10 minutos en el molde , después desmoldamos y lo enfriaremos totalmente sobre una rejilla.  Estando tibio, lo bañaremos con el glaseado.



Para el glaseado cítrico del bizcocho
  • Azúcar glas
  • Zumo colado de una naranja

Para el glaseado sólo tendremos que mezclar el zumo de una naranja con azúcar glas hasta obtener una textura semilíquida, que se deslice bien por el bizcocho sin que llegue a ser demasiado líquida.  Orientativamente podrían ser unos 100 g de azúcar glas por cucharada de líquido. Pero es una cantidad orientativa, hacedlo mejor a vuestro gusto personal, os quedará buenísimo!

La próxima vez me gustaría probarlo con naranja confitada por encima. ¿Se os ocurre alguna opción más?



3 comentarios:

Neus dijo...

Una receta estupenda
bien hecha, bien presentada... y la mar de rica
un besote

rousmina dijo...

Muy buena pinta y ahora que empieza la época de calabazas... ¡¡¡Ideal!!!
De calabaza sólo ya lo hecho y está muy rico, pero con zanahoria y naranja no lo había hecho. Probaré ;)
SAludos

Montse Alonso dijo...

Solo con ver el color que tiene el bizcocho me imagino que estará muy rico¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...