miércoles, 1 de febrero de 2012

MACARONS DE CHOCOLATE BLANCO



Los macarons se están convirtiendo en un vicio, son tan ricos… Y también son muy divertidos de hacer porque admiten muchísimos colores y rellenos. No abandono las galletas ni los cupcakes pero… ¡me he vuelto macaron-adicta!
Lo peor de todo es que los puedes comer de un solo bocado y entran muy bien. Detrás de uno viene otro…y otro… y otro…
Y cuando te das cuenta, la caja está casi vacía. Pero no te arrepientes de haberlos comido porque (hay que decirlo) la masa no lleva mantequilla. Y lo que no lleva mantequilla no engorda, ¿no?

Bien, voy a lo que iba y os paso la receta. Son unos macarons básicos aromatizados con vainilla y coloreados de rosa. El relleno es una ganache de chocolate blanco.

La ganache que he utilizado es ideal para macarons, cubrir y rellenas pasteles y cupcakes. La miel le aporta una textura especial, más delicada. Pero hay que tener en cuenta que por mucho que metáis la ganache en la nevera no se endurecerá como si fuese una tableta. Quedará más bien blandita y eso puede ser una ventaja en este tipo de postres. Pero también puede ser un fracaso en otros.


Ingredientes para 25 pares de macarons:

  • 80 gr de almendra molida
  • 2 claras de huevo
  • 120 gr de azúcar glass
  • 20 gr de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Colorante en gel del color que deseemos

Tamizamos la almendra molida con el azúcar glass un par o tres de veces. Desechamos lo que quede en el tamiz o colador. Reservamos.

Montamos las claras a punto de nieve bastante fuerte pero añadiremos el azúcar blanco cuando las claras ya empiecen a montar. Deben estar bien firmes para que no se bajen cuando añadamos los demás ingredientes. Ya veréis que cambian un poco el tono de blanco y se vuelven más brillantes.Será el momento de añadir el colorante y el extracto. En esta ocasión he utilizado el color “Pink” de la marca Wilton.

Incorporamos ahora la mezcla de almendras y azúcar en 3 tandas y sin miedo. Lo batiremos con cuidado y a mano con una espátula, no con el batidor de varillas. Dejaremos de mover cuando obtengamos una masa homogénea.

Meteremos la masa en una manga pastelera y haremos montoncitos en una placa de hornear. El diámetro que me va bien es de unos 3 cm. pero eso va al gusto de cada uno.
A veces me he quedado sin mangas para utilizar y he utilizar una bolsa de plástico de aquellas para congelar alimentos. Basta con cortar la punta a un tamaño que nos permita maniobrar con la masa sin que salga demasiado, pero tampoco se quede corta.


Dejaremos secar los montoncitos en la placa, descubiertos. Según el tiempo que haga, la humedad del ambiente y el de nuestra cocina tardarán más o menos en estar listos. Sabremos que están preparados para hornear con un truco. Con mucho cuidado los tocaremos con un dedo en la parte superior. Si queda masa en el dedo o se nos pega, hay que dejarlos un rato más. Los podremos hornear cuando la masa ya no se nos pegue a los dedos.

Los meteremos en el horno unos 10-12 minutos a 140-150ºC. Es muy importante dejarlos enfriar en la bandeja porque si los sacamos antes se nos romperán.



Ganache de chocolate blanco

  • 75 gr de chocolate blanco troceado
  • 100 ml de nata para montar en estado líquido
  • 10 gr de miel (utilicé la miel de caña que no es propiamente miel)



Mientras los macarons se secan antes de hornear podemos preparar la ganache. Es un mezcla deliciosa de chocolate y nata que combina deliciosamente, muy fácil y rápida de preparar.Seguro que os encantará.
Calentamos la nata con la miel hasta que empiece a hervir. Rápidamente, la retiramos del fuego y la echamos sobre el chocolate blanco. Hay que remover bien enérgicamente y a mano para que se deshaga del todo.
Lo dejaremos reposar hasta que tome temperatura ambiente y, después, una hora en la nevera. Cuidado porque si se endurece demasiado va muy mal para batir y la textura no queda igual de bien.
Después del reposo y justo antes de montar los macarons, batimos la ganache con el batidor de varillas a velocidad alta. Cuando esté bien montada ya la podemos untar y formar las parejas de macaron y ganache. 

¡Espero que os guste!

7 comentarios:

galletanas dijo...

Se ven deliciosos, a la par que monisimos, yo también tengo pendiente publicar en mi blog unos macarons, me encantan !!

Besos

Yolanda - Magdalena de Chocolate dijo...

Deliciosos! A ver si me animo a intentarlo de nuevo que la única vez que lo intenté fue un desastre, jeje
Un beso!

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Si que son un terrible vicio, aunque yo no me hago con ellos.......

Besos

Silvia dijo...

¿Sabes que los macarons son una de mis asignaturas pendientes?
Te quedaron divinos.

Besos.

Rebeca* dijo...

Que envidia, yo quiero!!!!
Te han quedado perfectísimos!! Y estoy contigo, detrás de uno viene otro, y otro, y otro, aix....
Besos

Bibiana dijo...

¡¡Jolines!! yo solo lo probé una vez y fue un fracaso total, como tengo un poquiiito de mal perder, no lo he vuelto a intentar... pero cuando veo estas preciosidades... ¡¡son irresistiblees!! :)

macus! dijo...

Ayyy qué ganas me das de ponerme manos a la obra con los macarrons!! Te puedes creer que no sólo no los he hecho sino que no los he probado??? pero son tan monos, tan delicados...quiero uno! (o dos...o tres...)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...