martes, 27 de agosto de 2013

TIRAMISÚ ITALIANO DE CAFÉ Y MASCARPONE








Generalmente no soy una persona caprichosa. Pero el pasado jueves, viendo el programa de Alberto Chicote, Pesadilla en la cocina, el  postre me noqueó completamente. Grabaron el episodio en un restaurante italiano de Barcelona y se vió como preparaban risotto de boletus y un tiramisú. Creo que me pasé toda la noche dándole vueltas, soñando con las capas de bizcocho empapados de café, el aroma a cacao y la sabrosa crema de Mascarpone.
Al día siguiente me encontré comprando los ingredientes y rescatando la receta de Tiramisú que no preparaba desde hacía años.


Es importante preparar el plato con unas horas de antelación y dejarlo en la nevera para que los sabores se mezclen, a poder ser toda una noche. Con este calor, me apetecía comer un dulce que fuera fresquito, “ligero” y que no necesitara horno para prepararse. ¡El Tiramisú era la respuesta!



Ingredientes para un Tiramisú italiano:


  • 3 yemas de huevo
  • 120 gr de azúcar blanco
  • 180 gr de queso mascarpone
  • 300 ml de nata para montar
  • 300 ml de café fuerte ya tibio o frío
  • Unos 30-35 bizcochos
  • 3 o 4 cucharadas de cacao en polvo


La única pega que le encuentro al Tiramisú es utilizar huevos crudos para la masa. Aún así, he encontrado la manera para poder comerlos, que no me sepan a crudo y pueda estar tranquila. La clave está en pasteurizar los huevos. ¿Y cómo?

Se ponen las yemas de huevo con el azúcar en un bol al baño maría. Se baten hasta que doblen el tamaño y estén blancos. Deben alcanzar los 70ºC y entonces se retiran inmediatamente del fuego para que no cuajen. No dejemos de remover en todo momento y lo dejamos enfriar antes de incorporar el resto de ingredientes.

Mientras, batimos la nata bien firme. ¿Recordáis los 7 trucos para podermontar una nata perfecta? Aquí os dejo el enlace al artículo.




Añadimos el mascarpone a la mezcla de huevos y azúcar y batimos a velocidad alta hasta que esté homogéneo. Incorporamos la nata ya montada con una espátula y mezclamos con cuidado. Esta será la crema que utilizaremos, la podemos reservar en la nevera mientras hacemos la primera capa de bizcochos.

Para ello, empapamos los bizcochos en el café. Deben quedar bien impregnados. Y los iremos colocando estratégicamente para cubrir el fondo del molde. Pondremos la mitad de la crema por encima, distribuyendo cuidadosamente con una espátula. Repetiremos con otra capa de bizcochos y la última de crema.  Lo tapamos con papel film y lo dejaremos reposar en la nevera un mínimo de 5 horas. Le tamizamos el cacao justo antes de servir.

Investigando un poco más sobre el tiramisú, he visto la gran variedad de recetas que existen: de café, de chocolate, de limón, con licor, helado e incluso de fresa. Creo que no será ni el único ni el último tiramisú que hagamos en casa. ¿Cual os gustaría probar a vosotros?



3 comentarios:

Geles dijo...

Qué tiramisú tan rico, a mi me gustan todos, jeje... no los he probado todos, al mío le añado una capa de chocolate y también lo he hecho helado y queda muy rico y una amiga me hizo uno de fresa, también muy bueno. Me encantaría que pusieras el de limón. Besicos

Tony Sierra Martin dijo...

El tiramisu no lleva nata!!!!!!bonita.

Tony Sierra Martin dijo...

El tiramisu no lleva nata!!bonita.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...