lunes, 5 de agosto de 2013

LENGUAS DE GATO DE NARANJA Y CHOCOLATE




De hacer algunos postres con yemas, estos días me han quedado unas claras de huevo en la nevera que no sabía en qué gastar hasta que he encontrado esta receta de Le Cordon Bleu. Son unas lenguas de gato a la naranja bañadas en chocolate, todo un clásico de la repostería francesa. Y aunque este tiempo tan caluroso no es el mejor para conservarlas a temperatura ambiente, no me he podido resistir.


Además, mi pequeña chef me ha ayudado mucho dándoles el toque final. Han quedado muy vistosas, ideales para acompañar un te de media tarde (o una orxata fresquita). Y si lo preferís, podéis prescindir del chocolate y comerlas al natural, ¡están igual de ricas!


 Ingredientes para las lenguas de gato de naranja y chocolate:

  •  100 gr de azúcar glas
  • 100 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • La ralladura de una naranja
  • 3 claras de huevo
  • 100 gr de harina de trigo
  • 150 gr de chocolate negro para bañarlas (opcional)


Calentamos el horno a 210ºC mientras preparamos la masa.

Batimos el azúcar y la mantequilla a velocidad alta hasta obtener una textura de crema. Bajamos la velocidad al mínimo y añadimos las claras de huevo una a una, la ralladura de naranja y la vainilla. Cuando esté ya todo bien integrado, añadimos a velocidad baja la harina tamizada en dos tandas.


No mezclemos en exceso, tan solo lo justo para tener una masa lisa. La introduciremos en una manga pastelera con una boquilla redonda de unos 8-10mm de diámetro y haremos formas de cordón de 8 cm de largada. Separad bien cada lengua una de otra porque se expanden bastante. Con una separación de 4-5 cm entre ellas tendréis suficiente.

Horneamos las lenguas a 200ºC durante 7 minutos. Cuidado con los tiempos de horneado porque se queman enseguida. La idea es que los bordes estén un poco tostados y el centro más blanquito, como en la foto.

Las dejaremos enfriar sobre una rejilla mientras derretimos el chocolate al baño maría o al microondas. Ahora tan solo tendréis que mojar la mitad de la galleta en el chocolate, escurrirlo bien y dejar que cuaje sobre una rejilla.

Deberéis conservarlas en la nevera, en un Tupper bien cerrado (si le ponéis chocolate).

En casa, nos encantan las lenguas de gato con unas buenas natillas o con unas bolas de helado. ¿Cómo os gustarían a vosotros?


2 comentarios:

Bilyana Plamenova mincheva dijo...

Ver esta entrada a la hora del cafe - error! Que ganas de hacerlas me han entrado. Que pinta tienen! Saludos desde
http://bilyrecetas.blogspot.com

Ana Blanca López dijo...

De pequeña me ponía morada a comer lenguas de gato y hace mucho que no las como. Ahora ya no tengo excusa!!
Ana de JUEGO DE SABORES

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...