martes, 26 de junio de 2012

CUPCAKES DE VAINILLA Y CHOCOLATE NEGRO


Hoy vamos con un clásico entre los clásicos: ¡la combinación vainilla y chocolate! La dulzura de la vainilla, siempre tan cremosa y suave, frente al poderoso sabor del chocolate negro, un tanto amargo y aún más intenso. Me parece que son la pareja perfecta, pero también es el sabor que divide. ¿Y de que vas a querer el helado? Y es que siempre me encuentro quién dice: es que yo soy más de….


Y porque no decirlo: yo soy más de chocolate, ¿de cuál eres tu?



Ingredientes para 18 muffins de vainilla medianos o 30 pequeños:
  • 310 gr de azúcar blanco
  • 5 huevos enteros
  • Una pizca de sal
  • 135 gr de nata para montar
  • 240 gr de harina de trigo
  • 4 gr de levadura en polvo (una cucharadita)
  • 80 gr de mantequilla
  • Una cucharadita de extracto de vainilla


Derretimos la mantequilla y dejamos que tome temperatura ambiente.
En un bol,  tamizamos la harina con la levadura.
En otro bol, mezclamos el azúcar con los huevos hasta que estén bien integrados. Añadimos la sal y la nata líquida, todo a temperatura ambiente. Agregamos la mezcla de harina y mezclamos hasta obtener una pasta homogénea. Agregamos la mantequilla derretida y la vainilla.
Una vez bien mezclado, lo repartimos en los moldes de muffins.

Hornearemos a 160ºC durante 15 minutos aproximadamente. Si los quisiéramos minis, como en la foto, subiremos la temperatura a 180ºC i el tiempo será alrededor de los 10-13 minutos.



Para la ganache de chocolate negro:
  • 310 gr de nata para montar
  • 90 gr de chocolate negro al 70% de cacao


Derretimos el chocolate negro al baño maría o en el microondas, con cuidado que no se nos queme. Mientras, calentamos 110 gr de nata (un tercio del total aproximadamente). Una vez caliente, la echamos sobre el chocolate y removemos.  Una vez bien integrado, echamos otro tercio de la nata (que no estará caliente) y, después de mover bien, la nata restante.

Dejamos entibiar la ganache mientras movemos de vez en cuando. Es mejor prepararla la noche anterior y dejarla enfriar en la nevera. Para ello, la taparemos bien con papel film, procurando que el mismo papel toque la parte superior de la ganache.

Al día siguiente o cuando esté fría, la podemos batir bien para montarla, como si se tratase de nata montada. Paciencia, tarda un poco pero se monta bien si está fría.



Ahora nos tocará decorar los cupcakes: con manga pastelera, con una espátula, ¡cómo queramos!

Espero que os haya gustado la receta y que la disfruteis… ¡Feliz verano!


Montse.

7 comentarios:

Fuertebakery dijo...

Yo soy más de chocolate también, es mi debilidad!! Fíjate hoy he aprendido algo nuevo, lo de montar el ganaché (no te acostarás sin aprender nada nuevo jeje). Me comería uno ahora mismo uhmmm. Besos!!
Fuertebakery
fuertebakery.blogspot.com

Macedonia en familia dijo...

Mare meva, quina delicia!! segur que estan boníssims ;)
Bon estiu, guapa!!

Marta dijo...

mmmm... quina bona pinta!! Jo també sóc més de xocolata! Provaré un dia de fer aquest ganaché. Merciii!

Fresh Coco dijo...

un clásico riquísimo y que nunca he hecho!!!

Neus dijo...

Pues tiene muy buena pinta !:)

Isabel dijo...

Desde luego es la pareja perfecta. Dos sabores muy elegantes y deli, deli

Patricia -Las Cosas de mi Cocina- dijo...

Que delicia!!! No conocía tu cocina, así que por aquí me quedo echando y vistazo y babeando...la repostería y lo dulce no es lo mío...jajajaj
Un saludo y felicidades por el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...