miércoles, 13 de noviembre de 2013

TARTA DE CALABAZA A LA NARANJA


En poco menos de una semana, he repetido esta tarta un par de veces. Me ha enamorado su frescura, la facilidad con que se hace y el éxito rotundo que ha tenido en casa.


Aunque algo modificada, la receta original es de Michel Roux, uno de mis autores favoritos. Agradezco enormememente que la masa base sea la más fácil de extender que he hecho nunca. Se puede trabajar fácilmente y es rápida de elaborar. El mayor fallo ha estado en el molde, pues sólo tengo de 24 y 26 cm. Y esta tarta está pensada para 20-22 cm de diámetro. ¡¡¡Así que el relleno me ha quedado cual si fuera una pizza!!!

En la segunda ocasión, he utilizado moldes de 10 cm (tartaletas individuales): el relleno me ha dado para 6 unidades y la masa para 12. Las que me han sobrado las he rellenado como en la Tarta de chocolate y Lacasitos y … ¡a comer! En casa se aprovecha todo. También he substituido la naranja por el limón, dando un toque diferente aunque igualmente exquisito y refrescante.



Ingredientes para la Tarta de calabaza a la naranja:

Para la masa base:
  • 250 g de harina de trigo
  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Media cucharadita de sal
  • 40 ml de agua muy fría


Para el relleno y la cobertura:
  • 300 g de calabaza pelada, sin pepitas y cruda
  • 100 g de mantequilla
  • 120 g + 60g de azúcar blanco
  • Ralladura de la piel de una naranja (o un limón)
  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoque


Horas antes de la elaboración de la tarta, mezclamos 60 g de azúcar con la ralladura de la naranja y la guardamos bien tapados en la nevera.

Primero elaboramos la masa base y, mientras se enfría en la nevera, prepararemos el relleno.
En un bol o sobre la mesa de trabajo, volcamos la harina. Hacemos un hueco en el centro y agregamos el huevo, el azúcar, la sal y la mantequilla a dados. Amasamos con las manos o el gancho si utilizamos robot. Cuando toda la masa tenga una textura como de arena y esté más o menos igual, echamos el agua muy fría (yo la he dejado un buen rato en el congelador). La incorporamos a la masa y la mezclamos. No la trabajemos demasiado, lo justo hasta obtener una masa homogénea.
La dejamos reposar en la nevera envuelta en papel film un mínimo de una hora.



Para el relleno, cortamos la calabaza a dados de 2-3 cm y la cocemos al vapor 15 minutos. Calentamos la mantequilla a poco a poco en una sartén honda y, cuando se haya derretido, añadimos la calabaza y los 120 g de azúcar. Cocemos unos 7 minutos a fuego lento. Retiramos y dejamos entibiar.

Calentamos el horno a 180ºC. Extendemos la calabaza sobre la base de la tarda recién sacada de la nevera. Esta base se hornea directamente con el relleno, no hace falta una cocción previa sin nada. Podemos hacer tiras decorativas como en la foto, figuras con los cortantes de la pasta, celosías o lo que más no guste.



Horneamos 35-40 minutos a 180ºC. Sacamos la tarta del horno y pincelamos las zona de la masa con un poco de mermelada de albaricoque caliente. Distribuimos el azúcar con la naranja por encima y dejamos enfriar sobre una rejilla. Se puede comer tibia o a temperatura ambiente.

¿Os gusta? ¿Con qué la aromatizaríais vosotr@s? ¡Gracias por vuestros comentarios!


4 comentarios:

Rebeca* dijo...

aaaix qué rica y qué otoñal, me encanta!! La combinación calabaza-naranja tengo que probarla, promete ser deliciosa!

Besos

maria dijo...

que rica, con los trocitos de calabaza al vapor! lo probaré! besotes

Geles dijo...

Me encanta la receta, muy rica con calabaza y me gusta el toque del limón o la naranja, los dos quedan de lujo. Besos

Doris mis cosillas dijo...

Que gustosa tiene que estar hermosa.Besoss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...